Montar un Centro de Natación Infantil

, por  Redacción 9256

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito un centro de natación infantil

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear un centro dedicado a la enseñanza de la natación infantil.

2.- IDENTIFICACION DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

Los clientes a los que va dirigido este proyecto requieren un trato especial: serio, formal, amable, cariñoso. Un factor importante es que al emprendedor, le guste el trato y cuidado de los niños y se involucre de pleno en el negocio.

Los emprendedores deben contar con formación o experiencia previa en natación y en dar clases para niños aunque, en caso de no poseerla, podrían llevar a cabo la gestión de los servicios generales y recurrir a la contratación de personal cualificado.

Asimismo, el perfil de la persona que lleve a cabo este proyecto debería ser el de una persona joven, activa y un gran amante del deporte. Además debe contar con habilidades sociales y deportivas propias de esta actividad.

3.- DESCRIPCION DEL PRODUCTO-SERVICIO/MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

En este proyecto estamos describiendo un negocio que se va a dedicar al desarrollo y aplicación de programas y actividades relacionadas con el medio acuático, siempre destinadas a los niños, agrupados en diferentes grupos de edades.

La metodología de trabajo debe basarse en llevar a cabo las actividades de manera que los niños sientan confianza y seguridad. El agua es un elemento socializador de todos aquellos que están inmersos en ella, y permite conocerse y reconocerse.

La filosofía debe ser la de una natación recreativa, educativa e integradora, donde siempre predomine el aspecto lúdico. Los verdaderos protagonistas de la actividad son los niños y niñas que van desarrollando sus posibilidades motoras en el medio acuático en compañía de otros niños y del profesorado que tiene fundamentalmente un papel motivador de este conocimiento.

Por ello, vamos a dividir la actividad del centro en varias áreas de trabajo, que se muestran a continuación:

Área Educativa: Se trata de la base de la actividad del centro. Supone la enseñanza básica de la natación para grupos de niños de distintas edades, que van desde los bebés, siempre acompañados de los padres, hasta chavales de 12 años en adelante. Se llevarán a cabo, por lo tanto, cursos de aprendizaje de natación, ya sean de iniciación o de perfeccionamiento, dependiendo del nivel de los alumnos.

Área de salud: El fundamento de estas actividades es la necesidad del ser humano de mejorar las estructuras motoras y las funciones del organismo que redundan en el bienestar, como son la columna vertebral, el sistema cardiovascular, el aparato respiratorio y el sistema circulatorio.
Algunas de las actividades que se incluyen en este área son la natación terapéutica (rehabilitadota) o la gimnasia acuática.

Área Deportiva: En este apartado se llevarán a cabo competiciones deportivas en las instalaciones del centro, relacionadas con el medio acuático como natación, waterpolo, voleibol en el agua, etc.
Área recreativa: Se trata de la impartición de cursos de natación agregándole ciertos elementos que los hagan más divertidos que los cursillos de natación tradicionales. La actividad se desarrollará pues mediante juegos, contando con los materiales necesarios para ello, y que sean adecuados para el uso de los alumnos. Estas actividades suponen un paso previo al área educativa y al comienzo de cursos de natación.
Como valor añadido a los servicios generales ofertados se pueden añadir otros como bar, venta de complementos alimenticios de dietética y nutrición así como de artículos deportivos.

EL MERCADO

De una parte, aunque la natalidad en España es baja, lo que sí es cierto es que el total de personas con edades comprendidas entre los 0 y los 14 años (dentro del cual se integra el grupo de edad al que va dirigido el presente proyecto) ha aumentado en los últimos años, según podemos observar de los datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según un artículo de la revista Consumer de Eroski, el ser humano no nada de forma instintiva, sino que la habilidad de moverse en el agua debe ser aprendida. La proliferación de piscinas y la elección de zonas costeras como destinos mayoritarios en el ocio estival aconseja adquirir los conocimientos mínimos para sentirse seguro en el agua.

Las estadísticas establecen que en las últimas décadas el número de personas que no saben nadar ha disminuido considerablemente, si bien es cierto que muchos hombres y mujeres llegan a edad madura sin saber nada sobre natación.

Por otro lado, los cursos de natación se están empezando a considerar como algo más necesario puesto que los accidentes en el agua son cada vez más numerosos. De hecho, según se desprende del artículo anteriormente citado, el ahogamiento ocupa el séptimo lugar entre las causas de accidentes infantiles.

Ante todo, debemos tener siempre presente que los niños disfrutan mucho al poder moverse libremente en el agua y al estar en contacto con sus padres. Desde este punto de vista, es importante la manera en que los padres reaccionan a las actuaciones de sus hijos; éste es un momento en el que es posible intensificar el contacto entre los padres y el niño, los padres pueden ofrecerle ayuda, atención, mucha paciencia y sobre todo elogiarlo por sus esfuerzos.

Otro dato interesante que se desprende de la revista Consumer es que en algunos países europeos, la enseñanza de la natación está reglada y forma parte del sistema curricular. En nuestro país no es habitual que sea una materia impartida por un centro escolar, aunque también es cierto que cada vez es más frecuente. Por ello, lo habitual es que los padres lleven a sus hijos a escuelas de natación especializadas.

Por último, destacar que la natación está considerada por la medicina como uno de los deportes más completos y beneficiosos para la salud. Ante ello, la enseñanza de esta actividad se ha centrado en niños y bebés, para los que se desarrollan programas especiales de divertidas actividades acuáticas, que les ayuda a adaptarse al agua desde muy pequeños.

LA CLIENTELA

El público objetivo al que va dirigido este negocio se compone fundamentalmente de niños de entre 0 y 16 años, por lo que la clientela potencial es muy amplia. Dentro de este intervalo se suele hacer una subdivisión a varios niveles, realizando actividades adaptadas a estas edades y reservando una zona para los más pequeños.

Estos límites de edad no son cerrados puesto que aparte de las clases de iniciación se darán clases de perfeccionamiento de la técnica. Sin embargo, no hay que olvidar que los verdaderos clientes no son los niños sino los padres.

Este amplio abanico de edades asegura un número importante de usuarios potenciales. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España viven alrededor de 7 millones de niños menores de 16 años.

Con todo ello, podemos diferenciar fundamentalmente tres tipos de clientes:

- Las familias con hijos que habiten en la zona donde se localice el centro.
- Personas con hijos menores que trabajen en esta zona.
- Personas cuyos hijos estén matriculados en centros escolares cercanos.
Además de estos clientes particulares, para este tipo de centros es recomendable dirigirse a:

- Colegios: Dirigirse a estos grupos es más eficaz, ya que la captación de particulares es más costosa, dejan una rentabilidad menor y su demanda es menos continua.
- Administraciones públicas: Para trabajar con la administración pública hay que presentarse a los concursos que convocan para la organización de actividades.

LA COMPETENCIA

Para estudiar la competencia del negocio, habrá que tener en cuenta los siguientes tipos de competidores:

Escuelas de natación: En el ctor existen centros especializados que organizan y llevan a cabo las mismas actividades de natación que se describen para este negocio. Pueden llevar a cabo clases tanto para niños como para adultos.

Administraciones Públicas: Los ayuntamientos, las delegaciones de la juventud, etc. organizan esporádicamente eventos que incluyen este tipo de actividades, las cuales ofrecen los cursos a precios muy competitivos. Estos organismos actúan desde dos puntos de vista, pudiendo ser tanto competidores, como clientes, debido a que ellos suelen subcontratar los servicios para la realización de estas actividades.

Asociaciones, Organizaciones y Clubes: Organizan actividades relacionadas con la natación ya que suelen contar con las instalaciones necesarias para ello. Su actividad es realizada sin ánimo de lucro, y suelen estar subvencionadas por las administraciones públicas, por lo que trabajan con unos precios muy competitivos.

Clases de natación a domicilio. Se trata de monitores que se desplazan a los hogares de los alumnos para enseñarles la práctica de la natación. Éste no suele ser un fuerte competidor ya que posee un mercado algo reducido pues no todas las familias disponen en sus casas de una piscina en la que poder realizar esta práctica.

En cualquier caso, sigue siendo muy habitual que sean los mismos padres los que enseñen a los hijos a flotar y moverse por el agua, de manera que se familiaricen con ésta y le vayan perdiendo el miedo.

PLAN DE VENTAS

Antes del comienzo de la actividad se debe poner en marcha una campaña de promoción, intentando captar el mayor número de clientes que aseguren el buen inicio del negocio.

Teniendo en cuenta el sector poblacional al que se dirige el negocio, se debe centrar la campaña de publicidad en zonas residenciales, lugares infantiles, colegios, institutos y asociaciones de padres, asociaciones de vecinos, centros de apoyo al menor, etc.

Las empresas que se encuentran establecidas en el sector han desarrollado mucho el área de publicidad y marketing, sobre todo por las grandes campañas que realizan al inicio del curso y ocasionalmente a lo largo del año. Estas campañas se pueden realizar a través de anuncios en prensa local, buzoneo, mailing, etc. Además de estas acciones se debe de estar presente en las guías profesionales y estar anunciado en las guías telefónicas.

Un medio económico y muy efectivo en este sector es Internet: Se recomienda crear una página Web en la que se publiciten todas las actividades que se ofrecen, los calendarios de las actividades organizadas, las tarifas, la meteorología, fotos de anteriores actividades y lugares de las mismas, ofertas, foros, etc.

Por último, cabe destacar que la mejor publicidad para este tipo de negocios es el “boca a boca” que originan los padres que se encuentran satisfechos por los servicios prestados. Por este motivo, proporcionar un servicio de calidad es la mejor estrategia publicitaria que puede tener el centro.