Montar una Tienda de Congelados

, por  EIE 80008

Plan de Empresa. Idea de Negocio. Guía con sencillos pasos para montar con éxito una tienda de congelados

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear una tienda dedicada a la venta de productos congelados, aunque el negocio no suele ceñirse sólo a este tipo de alimentos, siendo posible la comercialización de otros productos alimenticios como verduras, platos precocinados, postres,... y bebidas.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

La persona que desee poner en marcha un negocio de estas características no tiene, en principio, que poseer una formación específica, ni grandes conocimientos aunque es adecuado que posea alguna experiencia en el sector.

Es imprescindible que este preparada para dar a los clientes una atención adecuada y que tenga dotes comerciales.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

EL PRODUCTO O SERVICIO:

Una tienda de congelados ofrece una variedad de productos importante. Podrían agruparse en las siguientes grupos:

- Pescados, mariscos y derivados
- Verduras
- Salsas
- Platos precocinados
- Pan y bollería variada
- Aceites
- Patatas y golosinas
- Conservas
- Helados, etc.

EL MERCADO

Al analizar el sector de los productos congelados, nos encontramos con que el consumo de este tipo de productos ha experimentado un aumento considerable en los últimos años. Esto he estado motivado por la falta de tiempo que experimentan muchos consumidores para hacer las compras de alimentación y los nuevos hábitos de consumo.

Además, muchos especialistas manifiestan que los productos congelados conservan muchas de las propiedades de los productos frescos.

El 97% de los hogares españoles consume alimentos congelados. El consumo ha aumentado casi un 15% en los últimos años ocupando el tercer puesto en la lista de la compra de los hogares españoles.

Todas las variedades de alimentos congelados envasados tienen un alto nivel de aceptación, según este trabajo. Así, el pescado y marisco no preparado están presentes en el 80% de los hogares; la verdura congelada, en el 75%; los platos preparados, en el 64%; el pescado y marisco preparado, en el 54%, y las croquetas y empanadillas aparecen en el 43% de los hogares. Por lo que se refiere a la motivación de consumo de los alimentos congelados, entre las principales razones que llevan a consumirlos destacan en un 32,4% de las ocasiones por ser saludables y sanos, en un 27,1% por ser alimentos rápidos de preparar, en un 24,7% por tenerlos disponibles en casa y un 19,3% por placer.

Los consumidores de alimentos congelados envasados asocian calidad a estos productos, según concluye este trabajo. De esta forma, opinan que «los congelados son tan buenos como los frescos» y les gusta probar nuevas marcas y nuevos productos.

LA CLIENTELA

Los clientes principales serán las personas del área de influencia del negocio, por tanto dependerá de la zona de ubicación del establecimiento. Además, hay estudios que demuestran que el cliente de este tipo de negocio es muy fiel por norma general.

Además de estos clientes, se debe intentar atraer a clientes que residan a una distancia superior para lo cual es necesario ofrecer una oferta diversificada, de calidad y a precios competitivos de manera que recompense a estos clientes el tener que realizar un mayor desplazamiento.

En concreto, las amas de casa suelen ser el principal cliente de este tipo de establecimiento, ya que suelen ser ellas las que se encargan de hacer las compras de alimentos para el hogar. Otro tipo de cliente potencial puede ser el chico/a joven, normalmente estudiante, que comparte piso con otras personas de su generación.

Otros clientes son los comercios como cafeterías, restaurantes y otros comercios de hostelería. Es habitual que a estos establecimientos haya que hacerles llegar los productos mediante reparto. Aquí se hace muy importante ser puntual y riguroso en el reparto, tanto en tiempos de entrega como en las condiciones en las que se entrega el producto. Por regla general, se atenderán a comercios de la localidad en la que se instale el negocio y en localidades cercanas, pudiendo ser conveniente ampliar el reparto a otras localidades más lejanas cuando el negocio se vaya consolidando y se pueda ampliar la red comercial.

LA COMPETENCIA

Para el análisis de la competencia habrá que estudiar las tiendas que ofrecen los mismos productos que la que se describe en este proyecto que existen en la zona de influencia donde se encuentra ubicado el negocio.

- Otras tiendas de congelados similares a la que se propone en este proyecto: otros establecimientos especializados que se encuentren situados en la misma zona de influencia.

- Supermercados e Hipermercados: se refiere a grandes superficies que ofrecen todo tipo de productos y a los que la gente suele acudir para hacer grandes compras semanales o mensuales.

- Tiendas de ultramarinos: establecimientos de carácter familiar, que también ofertan gran variedad de productos (entre ellos, los congelados), pero que suelen ofrecerlo a un precio más alto.

PLAN DE VENTAS

Aunque se pueden llevar a cabo anuncios en radio o prensa local, lo más habitual para este tipo de negocios es llevar a cabo el mailing o buzoneo, dejando propagandas o folletos por las viviendas cercanas al establecimiento, en los que se describen buenas ofertas de lanzamiento de productos destacados. Se trata de llamar la atención del cliente en un primer momento a través del precio.

A pesar de todo, la publicidad más efectiva para este tipo de negocios es el «boca a boca». Ello supone que si un cliente ha quedado satisfecho con la compra realizada, volverá y, además, dará a conocer la tienda a sus allegados que posiblemente también se pasen por el establecimiento. Por ello, es importante que los clientes queden satisfechos desde el principio, para darse a conocer de una forma positiva, y para conseguir la fidelidad de los mismos a través de tres aspectos: Conocimiento de la clientela, saber atenderla y saber qué hacer frente a las quejas y reclamaciones.

Además, en este tipo de negocio unos de los elementos de comunicación más importante, es la imagen de la propia tienda: que el cliente vea el establecimiento perfectamente preparado de productos, con una buena iluminación y las mejores condiciones de higiene, van a ser fundamentales. Esto conseguirá llamar la atención de los clientes.